La Paz Mental, estado del Ser

Escrito por Sergio Lara.

AddThis Social Bookmark Button

Si existe algo en común entre los seres humanos, más allá de las peculiaridades individuales de cada uno, es la necesidad de estar en paz. Todos los actos que se realizan conscientemente, incluso los más insignificantes, tienen como objetivo alcanzar el bienestar que proporciona la paz.

Esto es algo innato ya que, mas allá de la estructura psicológica de cada persona, que llamamos personalidad, se encuentra la esencia de nuestro Ser, que todos compartimos, y que es Paz, Sencillez y Felicidad. Si esto es así ¿por qué aun no hemos conseguido alcanzar esa sensación salvo en fugaces ocasiones? Vamos a tratar de averiguarlo.

La Paz es el estado natural del Ser

La mayoría de la gente cree que estará en paz cuando consiga un trabajo diferente, cuando tenga una relación de pareja en la que se sienta comprendida y amada, cuando finalice el pago de la hipoteca, cuando su familiar sane de una enfermedad, cuando disponga de mas dinero...y otros muchos "cuandos".

La Paz No depende de los acontecimientos externos, es una experiencia Interna

Si basamos la felicidad en tales acontecimientos, que por nuestra experiencia en la vida ya sabemos que probablemente jamás acontecerán, o si lo hacen será con otras características diferentes a las pensadas, estaremos aplazando la sensación deseada e impediremos que ésta pueda ser disfrutada en el único momento posible, que es el presente, es decir, negaremos la posibilidad de estar en paz Aquí y Ahora.

Cada situación es una nueva oportunidad para sentir Paz

Si analizamos honestamente cualquiera de los deseos que pretendemos sean causa de sosiego, notaremos que la emoción que nos invade cuando los sentimos es de necesidad, Rabia, Tristeza, Miedo, Dolor, Carencia, es decir, lo contrario a nuestra armoniosa meta.¡Eso no tiene ningún sentido!.Es como si tratáramos de apagar un incendio con más fuego, solo ayudaríamos a propagarlo.

A la Paz se accede libre de deseos y exigencias

Tratar de obtener tranquilidad en algo externo es hipotecar nuestra felicidad a personas, objetos y experiencias, es cederles nuestro poder y responsabilidad quedandonos vulnerables e indefensos.

Asimismo, no podemos encontrar algo donde no existe;  hallar algo estable y permanente como la dicha en un mundo cambiante y caótico, carente de paz, es algo más que utópico.

Sé tú la Paz que anhelas encontrar en el mundo

Por tanto, no tenemos mas remedio que acudir a la fuente inagotable de quietud, calma, sosiego y paz que, afortunadamente, se encuentra en Nuestro Interior. Siempre estuvo allí, pero nadie nos lo dijo, ¿como lo íbamos a saber?

Si ahora tienes claro que tu máximo objetivo es la paz, tienes a tu disposición infinidad de técnicas, ejercicios y métodos que te permitirán limpiar la mente de todo lo que ya no necesitas, no para introducir nada nuevo sino para que, rascando el óxido que cubre tu Ser, emerja el Oro que allí se oculta, y puedas descubrir la preciosa Joya que siempre has sido.

Siente el Silencio que acompaña a la Paz